EL LIBRO DE LA SELVA - ¡A LA CAZA!


¡A LA CAZA!
-Tenemos suerte -dijo Baloo- pero cuidado, cuando muda de piel queda medio ciega ataca por instinto. No es venenosa, pero enrosca mortalmente su presa.
¡Buena caza, amiga! Kaa era sorda, como toda pitón. Aun así, se preparó para el ataque enrollándose en forma de espiral
-¡De igual modo! -contestó Kaa-. iAh! ¿Eres tú Boloo?
¿Qué haces aquí? ¡Hola, Bagheera! Tengo hambre. ¿Han Visto algo? Me conformo con un venado, aunque sea joven.
-Vamos de caza -susurró Baloo. No es estratégico apurar a las pitones. Son demasiado grandes para ser rápidas. Continua...
Rudyard Kipling
Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada