EL LIBRO DE LA SELVA - EN LA MANADA SE SEEONEE


EN LA MANADA SE SEEONEE
Lo que relataremos ahora sucedió no mucho tiempo antes de que Mowgli fuera arrojado de la manada y de su venganza contra Shere Khan. El oso Baloo le enseñaba la Ley de la Selva.
EI oso pardo, adusto, viejo, inmenso, se sentía orgulloso de tener un discípulo tan inteligente.
Los lobatos aprendían sólo lo elemental de la Ley. Del himno “Canción de la caza” sólo memorizaban:
“Pies silenciosos, ojos que traspasan la noche, orejas que distinguen los múltiples ruidos y a distancia, los dientes listos, virtudes de todos nuestros hermanos.
Somos así, menos Tabaqui, el chacal, y la hiena, a la que odiamos con toda el alma”. Continua...
Rudyard Kipling
Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada