EL LIBRO DE LA SELVA - AJUSTANDO CUENTAS


AJUSTANDO CUENTAS
Y dio un gran puntapié y las chispas llenaron el aire.
No los combatiré -siguió-, pero debo ajustar cuentas con alguien antes de partir. Mowgli corrió hasta donde estaba Shere Khan que, atónito, miraba las llamas, cogiéndolo por el cogote.
- Perro, levántate -gritó Mowgli-.
Soy hombre y debes pararte cuando te hable. Si no, ahora mismo te quemaré la piel. Shere Khan hundió las orejas y cerró los ojos.
Mowgli, continuaba diciendo:
Este cazador de animales mansos juró que me mataría y no pudo hacerlo cuando era cachorro. Así tratamos a los perros. Mueve un solo bigote y te hundiré el fuego hasta el gaznate. Continua...
Rudyard Kipling
Fuente: Colección Amiguitos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada