EL LOBO Y LOS BUEYES - FÁBULA DE ESOPO


EL LOBO Y LOS BUEYES
El hambriento lobo andaba desesperado tratando de conseguir su presa. Había atacado en distintas ocasiones a cuatro bueyes que se habían jurado estrecha amistad y pacían juntos por los prados; pero estaban estos animales tan unidos y se defendían mutuamente, que el lobo no podía hacer presa de ninguno; al contrario, siempre salía maltratado por las violentas cornadas de los cuatro astados.
El lobo habló con la zorra de la mala suerte que le perseguía, y ésta, que es gran maestra en astucias de mal género, aconsejó al lobo que tratase de indisponer a los bueyes para desunidos.
El lobo, fingiéndose amigo de los bueyes, dijo a cada uno en particular, que los otros murmuraban de él y lo odiaban.
De esta manera, el lobo logró que unos recelasen de otros, y las sospechas crecieron en tanto grado que se rompió la alianza, y salían solos a pacer; lo que aprovechó el carnívoro para devorados uno a uno.
Antes de morir el último, exclamó:
- Sólo nosotros tenemos la culpa de nuestra suerte, pues dando crédito a los malos consejos del lobo no hemos permanecido unidos, para defendemos de tan peligroso enemigo.
Fábula de Esopo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada