EL LEÓN, LA ZORRA Y EL LOBO - FÁBULA DE ESOPO


EL LEÓN, LA ZORRA Y EL LOBO
Cansado y viejo el rey león, se quedó enfermo en su cueva, y los demás animales, excepto la zorra, lo fueron a visitar. Aprovechando la ocasión de la visita, acusó el lobo a la zorra expresando lo siguiente:
- Ella no tiene por nuestra alteza ningún respeto, -le dijo- y por eso ni siquiera se ha acercado a saludar o preguntar por su salud.
En ese preciso instante llegó la zorra, justo a tiempo para oír lo dicho por el lobo.
Entonces el león, furioso al verla, lanzó un feroz grito contra la zorra; pero ella, pidió la palabra para justificarse, y dijo:
- Dime, de entre todas tus visitas, ¿quién te ha da especial servicio como el que he hecho yo, que busqué por todas partes médicos que con su sabiduría te recetara remedio ideal para curarte, hallándolo por
- ¿y cuál es ese remedio?, dímelo inmediatamente -ordenó el lobo
- Debes sacrificar a un lo ponerte su piel como abrigo -respondió la zorra.
Inmediatamente el lobo fue condenado a muerte, y la zorra riéndose exclamó
- Al patrón hay que lleva hacia el rencor, sino hacia benevolencia
MORALEJA: Quien tiende trampas para los inocentes, es el primero en caer en ellas.
VALOR ALENTADO: Lealtad para con los semejantes.
Fuente: Fábulas Ejemplares De Esopo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada