CUENTO DE PERDÓN - EL PERDÓN DEL ESCLAVO


EL PERDÓN DEL ESCLAVO
En tiempos de la esclavitud en una hacienda del norte del Perú, un negro fue puesto por su amo en una posición de confianza e importancia, en la administración de su ingenio azucarero, a causa de su integridad y buena conducta.
En cierta ocasión, llegó al mercado un lote grande de esclavos y requiriendo, para los trabajos de la hacienda, comprar unos veinte esclavos más; el patrón se hizo acompañar del esclavo de confianza para que le ayudara a elegir.
Estando en el mercado de esclavos el hombre; repentinamente fijó sus ojos en un anciano decrépito, y dijo a su amo que este debía ser uno. El amo quedó sorprendido con tan pésima elección y protestó contra ello.
El negro, siguió rogando a su amo que fuese indulgente con el anciano. Cuando el traficante notó su afán dijo que si le compraban veinte, les regalaría el anciano con los demás. La compra fue hecha y los esclavos fueron conducidos al ingenio de su amo; pero sobre ninguno de los escogidos puso el criado tanta atención como sobre el anciano africano.
Sorprendido el amo por los cuidados que prodigaba sobre el esclavo privilegiado, le preguntó la causa:
- Tú no tomarías tanto interés con este anciano si no fuera algún pariente. ¿Es tu padre?
- No mi amo - repuso el negro -. Él no es, mi padre.
- ¿Entonces es tu hermano o algún pariente?
- No mi amo, nada de eso.
- Entonces - dijo el amo - ¿Por qué le cuidas tanto?
- Porque es mi enemigo - replicó el esclavo - Él me vendió a mí en el mercado de esclavos, y la Biblia dice que debo de perdonar a mis enemigos y que cuando tuvieren hambre les dé de comer, y cuando tuvieren sed les dé de beber.
Anónimo

1 comentario:

  1. muy bueno me ayudo para mi terea de español

    ResponderEliminar