LA LUCIERNAGA VIEJA


LA LUCIERNAGA VIEJA

La luciérnaga vieja, compro un pañuelo, y unas medias de lana para el invierno.
Al esconderse el sol, fue de paseo, cogidita del brazo de Juan Mochuelo. Se quedaron sin luz, cerca de un huerto, y un rayito de luna les dio consuelo.
La luciérnaga vieja y Juan Mochuelo regresaron despacio por el sendero.

Cruzaron un puentecito y, cerca del pueblo, bajo la luna clara se despidieron.

A López Andrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario