HANSEL Y GRETEL - Resumen

HANSEL Y GRETEL


Los hermanos Hansel y Gretel vivían con su padre, un humilde leñador, y su cruel madrastra muy cerca del bosque. Eran pobres, que ya no tenían alimentos para sobrevivir.

Una noche, creyendo que los niños estaban dormidos:
-No hay comida, -dijo la madrastra- por eso mañana llevaremos a los niños al fondo del bosque y allí los abandonaremos. El pobre padre se opuso tajantemente; pero la mujer no descansó hasta convencerlo de su macabro proyecto. Mientras tanto los niños, que en realidad no dormían, escucharon la terrible amenaza. Gretel lloraba y Hansel la consolaba. A la mañana siguiente, la mujer le dio un pedazo de pan a cada niño. Luego, los acompañaron a internarse en el bosque, procurando que se queden atrás. Hansel fue dejando caer las migas de su pan, como huellas, para no perderse en el camino. En una zona agreste, la mujer ordenó que allí esperaran, pues volverían por ellos. Pero ya de noche, al ver que no llegaban, los niños trataron de volver. Para su desdicha, las aves se habían comido las migas. Y deambularon, sintiendo la mirada acosadora de las fieras. Al amanecer, temerosos y hambrientos, vieron un pájaro blanco que los invitaba a seguir el camino. Siguieron al ave, llegando a una extraña casita erigida a base de tortas, dulces y otras golosinas. Los niños, hambrientos, quisieron darle un primer mordisco, pero una bruja los detuvo. Era un lugar encantado para atraer a los niños; y cuando estos caían, la bruja los hacía trabajar y los asaba para comérselos.
Como Hansel lucía flaquito la bruja lo enjauló, alimentándolo con ricos potajes para engordarlo. A su vez, Gretel realizaba esforzadas labores, recibiendo sólo migas para comer. Días después -queriendo comerse a Gretel- la bruja intentó engañarla, ordenándole revisar el interior del horno. Gretel dijo que no sabía cómo hacerla. Y la bruja, llamándola tonta, trató de guiarla metiendo su cabeza. Aprovecho Gretel para empujarla y cerrar la puerta del horno. Liberó, así, a Hansel; pero antes de irse, rescataron las joyas del tesoro oculto de la bruja. Y corrieron hasta la orilla de un inmenso lago. No podían cruzarlo. De pronto, un bello cisne volador les ofreció su ayuda. Al otro lado los esperaba su padre, quien lloroso les pidió perdón, comunicándoles que su madrastra había fallecido.
Dejando caer el tesoro, los niños lo abrazaron dichosos. Olvidarían los agravios; y vivirían felices, por siempre, juntos. Fin
Los Hermanos Grimm

10 comentarios:

Anónimo dijo...

eso es bacanoooooooooooooooooooooooooooooooo

Anónimo dijo...

recuerda mi infancia ;)

Anónimo dijo...

me sirve de mucho en algunas tareas q le dan a mis niños..gracias!!

Anónimo dijo...

me vale

Anónimo dijo...

mas resumido

Anónimo dijo...

muy bueno el cuento y a la vez triste

Anónimo dijo...

bn muy bn

Anónimo dijo...

muy bien

Anónimo dijo...

q lindo

Anónimo dijo...

muy lindo bien resumido

Publicar un comentario en la entrada

 

Seguidores

Páginas Amigas

pedofilia-no.org EnCuentos.com - Cuentos Infantiles      Teatro, poemas, cuentos y libros de Milagros Oya      federacioneseditores

Cuentos infantiles Related Posts with Thumbnails

Directorios

Academics Blogs
Academics Blogs Mi Ping en TotalPing.com Peru Blogs Cárdenas.net Text Backlink Exchanges Soqoo Link Exchange Directorio Web - Directorio de Páginas Webs Intercambio de enlaces Free Backlinks Intercambio gratis de Enlaces Blogalaxia


Cuentos de Don Coco Copyright © 2009 Community is Designed by Bie