UN LORO MUY INTELIGENTE

Un cuento precioso de un Loro que quería ser feliz…tenía todo pero no su libertad, hasta que lo consiguió.

Había una vez un comerciante que tenía un loro precioso, con plumas de bellos colores y muy, muy listo.
El pájaro vivía en una elegante jaula dorada y se paseaba el día hablando.

Un día, el comerciante tuvo que marcharse de viaje a un lejano país. Antes de partir, todos sus amigos le pidieron algo. Entonces, el hombre le preguntó al loro:

- Y tú, ¿qué quieres que te traiga?
- Allí hay un bosque donde viven unos loros que son muy felices – dijo el loro -. Pregúntales cuál es el secreto se su felicidad.

Poco después, el comerciante partió para aquel lejano país. Allí arregló sus asuntos y luego compró lo que habían pedido sus amigos.

Ya sólo le quedaba cumplir el encargo del loro. Así que se fue al bosque de lo loros felices. Era un bosque frondoso, de árboles enormes, en cuyas ramas vivían cientos de loros. El hombre alzó la vista hacia las ramas y dijo:

- Amigos, mi loro quiere saber cuál es el secreto de su felicidad.

Los loros guardaron silencio, y de repente, uno de ellos se cayó al suelo desde una rama. Poco después, le pasó lo mismo a otro; y luego, a otro más. El comerciante no entendía nada. Repitió la pregunta y volvió a ocurrir lo mismo. El hombre se marchó asustado.

Poco después regresó a su país. Se reunió con sus amigos y les preguntó lo que le habían pedido. Aunque todos estaban contentos, él estaba preocupado: tenía que contarle a su loro que no traía ninguna respuesta.

Un poco apenado, el hombre se acercó a la jaula y dijo:

- Tus amigos no han querido responderme.
- ¡Es imposible! – dijo el loro-. Algo te habrán dicho.
El hombre intentó explicarle lo ocurrido:

- Cuando se lo pregunté, todos se quedaron callados. Luego se desmayaron y se cayeron al suelo. No lo entiendo.
Entonces, el loro guardó silencio y… ¡plof! También se desmayó.

El comerciante, muy sorprendido, lo sacó de la jaula y lo puso a la ventana para que le diera el aire.

Inmediatamente, el loro abrió los ojos y se escapó volando hasta una rama cercana.

- Gracias por traerme la respuesta- le dijo le loro a su antiguo dueño-. Mis amigos loros te dijeron lo que yo tenía que hacer para ser libre. Y ahora que soy libre, ¡ya soy un loro feliz!
Luego, el loro se alejó volando por el cielo.

Nazanin Amirian

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 

Seguidores

Páginas Amigas

pedofilia-no.org EnCuentos.com - Cuentos Infantiles      Teatro, poemas, cuentos y libros de Milagros Oya      federacioneseditores

Cuentos infantiles Related Posts with Thumbnails    cuentos Infantiles

Directorios

Academics Blogs
Academics Blogs Mi Ping en TotalPing.com Peru Blogs Cárdenas.net Text Backlink Exchanges Soqoo Link Exchange Directorio Web - Directorio de Páginas Webs Intercambio de enlaces Free Backlinks Intercambio gratis de Enlaces Blogalaxia


Cuentos de Don Coco Copyright © 2009 Community is Designed by Bie